Piojos: el valor del contenido de calidad

Érase una vez una madre que buscaba en internet remedios contra los piojos y encontró un nicho de mercado para un negocio on-line.

Cuando hablamos mucho sobre SEO corremos el riesgo de terminar escribiendo para Google; y aunque se dice muchas veces que lo más importante en el SEO es ofrecer buen contenido, nada como un buen ejemplo para refrescarnos la memoria.

¿Qué hace una madre moderna (o padre) cuando ve que su hijo se rasca sospechosamente la cabeza? Alarmada, llamará a su madre (la abuela de los potenciales piojosos), para que le cuente el truco de toda la vida. Después buscará en Google “piojos” o “remedio contra piojos”. Después, si eso, irá al médico o a la farmacia, pero ya con una idea bastante formada del problema y las posibles soluciones.

Los consejos de la abuela seguramente no servirán de mucho porque, como explica Jane Kinnear en este video, los piojos se han hecho resistentes a los viejos remedios.

Y cuando busquen en Google, lo primero que aparecerá será Madres contra piojos. Una web sencilla y completa, con un contenido bien organizado y muy bien segmentado. Las madres (y padres) alarmados que visiten la web conocerán en unos minutos lo básico sobre el desconocido mundo del piojo: las distintas opciones y tratamientos, los trucos caseros y las últimas novedades contra la pediculosis.

El valor de Madres contra piojos no está solo en sus más de 200.000 visitas anuales, sino en que la gran mayoría de visitantes de esa web son familias que acaban de descubrir un problema y buscan información, preferiblemente de una fuente independiente y objetiva que no trate de vender “su producto”, antes de consultar con la abuela, el médico o el farmacéutico.

Para un patrocinador, invertir en una página tan bien hecha y bien enfocada, tiene mucho más sentido que gastárselo en campañas de anuncios donde paga por clics que dificilmente podrá controlar.

Ya sabes, si algún día te pica la cabeza… Madres contra Piojos: el SEO bien entendido.

Jane Kinnear creó Madres contra piojos cuando sus hijos sufrieron el problema de la pediculosis, con la intención de compartir con otras madres información que tanto le había costado recopilar. Hoy, además de una interesante página divulgativa, la web ofrece una oportunidad de patrocinio bien segmentada y una interesante lección sobre cómo crear contenidos en internet. Además, ahora que se habla tanto del tema, nos demuestra que tener los ojos bien abiertos es una cualidad imprescindible para cualquier emprendedor.

Si no encuentras la solución a los piojos ni en la web ni en la página de Facebook, puedes probar con el Plan B. A algunos en el equipo Dubsar les funcionó.

 

Etiquetas:

LinkedInPrintEmailShare